Las personas tenemos derechos frente al Estado y como tales debemos exigir el pleno ejercicio de ellos. El Derecho penal contiene reglas muy claras y precisas, para proteger ciertos bienes como la vida, la libertad o la propiedad, pero también para evitar la arbitrariedad y el exceso de la reacción punitiva.

Es deber esencial, propio e irrenunciable de  los abogados, velar por el proceso justo y ejercer la debida protección de los derechos del cliente.
Back to Top